Download E-books Frankenstein: En Español (Spanish Edition) PDF

En el verano de 1816, el poeta Percy Bysshe Shelley y su esposa Mary se reunieron con Lord Byron y su médico Polidori en una villa a orillas del lago Leman. A instancias de Lord Byron y para animar una velada tormentosa, decidieron que cada uno inventaría una historia de fantasmas. los angeles más callada y reservada, Mary Shelley, dio vida así a quien sería su personaje más famoso: el healthcare professional Frankenstein. Al cabo de un año completaría l. a. novela, hoy día un clásico imperecedero de los angeles literatura. los angeles historia es de todos conocida: un científico come to a decision crear una criatura con vida propia a los angeles que luego rechaza. Metáfora sobre l. a. vida, los angeles libertad y el amor, Frankenstein es una maravillosa fábula con todos los ingredientes de los grandes mitos.

Show description

Read Online or Download Frankenstein: En Español (Spanish Edition) PDF

Best Horror books

American Gods: The Tenth Anniversary Edition: A Novel

Newly up-to-date and extended with the author’s most popular text. A sleek masterpiece from the multiple-award-winning grasp of leading edge fiction, Neil Gaiman. First released in 2001, American Gods turned an fast vintage, lauded for its tremendous synthesis of “mystery, satire, intercourse, horror, and poetic prose” (Washington put up) and as a contemporary phantasmagoria that “distills the essence of the USA” (Seattle Post-Intelligencer).

Collected Ghost Stories (Oxford World's Classics)

'I used to be aware of a such a lot terrible odor of mold, and of a chilly form of face pressed opposed to my very own. .. 'Considered by way of many to be the main terrifying author in English, M. R. James was once an eminent student who spent his complete grownup lifestyles within the educational atmosphere of Eton and Cambridge. His vintage supernatural stories draw at the terrors of the typical, within which files and items unharness negative forces, frequently in closed rooms and night-time settings the place mind's eye runs insurrection.

Darker Angels

Nominated for the Bram Stoker Award, Darker Angels takes the reader from the bloodstained battlefields of Virginia to the slave auctions of Haiti. As Abraham Lincoln lies in country in big apple, the widow of the well-known abolitionist has an opportunity come upon with the poet Walt Witman, who has an magnificent story to inform.

Mary Reilly

From the acclaimed writer of the bestselling Italian Fever comes a clean twist at the vintage Jekyll and Hyde tale, a unique advised from the viewpoint of Mary Reilly, Dr. Jekyll's dutiful and clever housemaid. Faithfully weaving in info from Robert Louis Stevenson's vintage, Martin introduces an unique and alluring personality: Mary is a survivor–scarred yet nonetheless strong–familiar with evil, but brimming with devotion and love.

Extra resources for Frankenstein: En Español (Spanish Edition)

Show sample text content

Cuál es los angeles causa de todo esto? —¡No me preguntes! —chillé, tapándome los ojos porque había creído ver al temido espectro colarse en los angeles habitación—. �Es él quien te lo dirá! �Oh, sálvame, sálvame…! —Imaginé que el monstruo me atrapaba y me debatí con furia hasta caer presa de un ataque. �Pobre Clerval! �Cuáles debieron de ser sus sentimientos? Nuestro encuentro, que tanta alegría le deparaba, le había dejado un extraño regusto amargo. Aun así, no fui testigo de su dolor porque estuve inconsciente y no recuperé el sentido hasta mucho después. Ese incidente marcó el comienzo de una fiebre nerviosa que me tuvo confinado varios meses. Durante todo ese tiempo, Henry fue l. a. única personality que me cuidó. Luego me enteraría de que, dada los angeles avanzada edad de mi padre y lo inconveniente que le habría resultado emprender un viaje tan largo, por no hablar de lo desgraciada que se habría sentido Elizabeth al enterarse de mi enfermedad, Clerval les evitó el sufrimiento ocultándoles los angeles gravedad de mi trastorno. Mi amigo sabía que nadie podría haberme cuidado con l. a. amabilidad y los angeles atención que él podía dispensarme y, resuelto a no perder las esperanzas en mi recuperación, estaba seguro de que, lejos de causarles perjuicio alguno, actuaba con los angeles mayor nobleza en lo que concernía a los intereses de mi familia. Yo estaba realmente muy enfermo, y solo las constantes y desinteresadas atenciones de mi amigo fueron capaces de devolverme a los angeles vida. Ante mis ojos aparecía siempre los angeles figura del monstruo al que había conferido l. a. existencia, formando parte de mis incesantes delirios. Sin duda mis palabras debieron de sorprender a Henry. Al principio creyó que serían los desvaríos de una imaginación perturbada, pero mi recurrente insistencia sobre el tema terminó por convencerle de que mi trastorno tenía su origen en algún acontecimiento poor e inusual. De forma muy lenta y slow, y con frecuentes recaídas que alarmaban y entristecían a mi amigo, me recuperé. Recuerdo que l. a. primera vez que fui capaz de observar con cierto placer los objetos que me rodeaban me di cuenta de que las hojas muertas habían desaparecido y que apuntaban tiernos brotes en los árboles que daban sombra a mi ventana. Fue una primavera preciosa, y l. a. estación contribuyó en gran medida a acelerar mi convalecencia. Los sentimientos de dicha y de afecto afloraron de nuevo en mi corazón. Mi tristeza desapareció y no tardé en recuperar los angeles alegría de antes de que me abrumara aquella pasión deadly. —¡Mi queridísimo Clerval! �Qué amable y bueno eres conmigo! Todo este invierno, en lugar de dedicarlo al estudio, como te habías prometido, lo has malgastado en esta habitación de enfermo. �Cómo podré recompensarte? Siento tremendos remordimientos por l. a. decepción que te pueda haber causado, pero espero que sabrás perdonarme. —Me daré por satisfecho si no vuelves a recaer y procuras recuperarte con rapidez. Por cierto, te veo de tan buen humor que supongo que puedo hablarte de un asunto. Me estremecí. �Un asunto! �De qué podría tratarse? �Se refería a una cosa en los angeles que no me atrevía siquiera a pensar?

Rated 4.42 of 5 – based on 46 votes