Download E-books La vida privada de los árboles PDF

By Alejandro Zambra

Verónica tarda, Verónica se demora inexplicablemente y el libro sigue hasta que ella regrese o hasta que Julián esté seguro de que ya no volverá. Hacia el ultimate, Julián quiere escribir y no ser escrito, pero esperar es dejarse escribir: esperar es seguir una constante deriva de imágenes. Entonces los angeles historia comienza mucho antes de esa noche última, tal vez una tarde de 1984, con l. a. escena de un niño mirando televisión. Y termina con las inevitables conjeturas sobre los angeles vida de Daniela, l. a. hija de Verónica, a los veinte, a los veinticinco, a los treinta años, cuando ha pasado mucho tiempo desde que su padrastro le contaba historias sobre los árboles. ¿Por qué leer y escribir libros en un mundo a punto de quebrarse? Esta pregunta ronda cada página de los angeles vida privada de los árboles, una novela que confirma a Alejandro Zambra como uno de los escritores más interesantes de las nuevas generaciones.

Show description

Read or Download La vida privada de los árboles PDF

Best Literature books

The Visitors: A Novel

In response to a real tale of discovery, The viewers is long island instances bestselling writer Sally Beauman’s wonderful sport of the search for Tutankhamun’s tomb in Egypt’s Valley of the Kings—a outstanding mixture of truth and fiction that brings to existence a misplaced global of exploration, experience, and threat, and the audacious males keen to sacrifice every little thing to discover a misplaced treasure.

Small World

Veteran competitors for an particular educational chair (recently endowed with $100,000 a 12 months) do scholarly conflict with one another in what the Washington submit ebook global referred to as a "delectable comedy of undesirable manners . . . infused with a unprecedented artistic exuberance". From the writer of the award-winning altering locations.

Blue of Noon (Penguin Modern Classics)

Set opposed to the backdrop of Europe's slide into Fascism, "Blue of midday" is a blackly compelling account of depravity and violence. As its narrator lurches despairingly from urban to urban in a surreal sexual and psychological nightmare of squalor, sadism and drunken encounters, his inner cave in mirrors the struggling with and marching at the streets open air.

How the Dead Dream

As a prosperous, younger real-estate developer in la, T. lives an remoted existence. He has consistently stored his distance from humans — from his doting mom to his crass fraternity brothers — yet continues to be ignorant of his loneliness till one evening, whereas riding to Las Vegas, he hits a coyote at the road.

Additional info for La vida privada de los árboles

Show sample text content

Los jóvenes artistas imitaron a los angeles perfección el dialecto de l. a. academia, y completaron con entusiasmo los interminables formularios de las becas del gobierno. Pero pronto el dinero se acabó, y los artistas tuvieron que resignarse a impartir cursos para aficionados, como los que Verónica sigue, en l. a. inhóspita sala de eventos de un municipio cercano. Por los angeles mañana Verónica hornea bizcochos y atiende el teléfono. Por los angeles tarde reparte los encargos y asiste a esos cursos en que a veces se aburre y otras veces lo pasa muy bien: trabaja con soltura y severidad, finalmente cómoda en su condición de novice. Hace más de una hora debería haber regresado de su clase de dibujo, de seguro viene en camino, piensa Julián, mientras ve los angeles tele. En el minuto 88, contra todo pronóstico, los angeles Reggina marca el uno a cero. Y así termina el partido: Inter zero - Reggina 1. los angeles semana pasada Julián cumplió treinta años. Fue una fiesta un poco rara, marcada por el desánimo del festejado. Del mismo modo que algunas mujeres se quitan los angeles edad, él a veces necesita agregarse algunos años, mirar hacia el pasado con un caprichoso dejo de amargura. Últimamente le ha dado por pensar que debería haber sido dentista o geólogo o meteorólogo. Por lo pronto le parece extraño su oficio: profesor. Pero su verdadera profesión, piensa ahora, es tener caspa. Se imagina respondiendo eso: �Cuál es su profesión? Tener caspa. Exagera, sin duda. Nadie puede vivir sin exagerar un poco. Si es que hay períodos en los angeles vida de Julián, habría que expresarlos de acuerdo con un índice de exageración. Hasta los diez años exageró muy poco, casi nada. Pero desde los diez hasta los diecisiete años acentuó consistentemente los angeles impostura. Y desde los dieciocho en adelante se convirtió en un experto en las más diversas formas de exageración. Desde que está con Verónica l. a. exageración ha venido disminuyendo considerablemente, a pesar de las naturales recaídas que sobrevienen cada tanto. Es profesor de literatura en cuatro universidades de Santiago. Hubiera querido ceñirse a una especialidad, pero l. a. ley de los angeles oferta y los angeles demanda lo ha obligado a ser versátil: hace clases de literatura norteamericana y de literatura hispanoamericana y hasta de poesía italiana, a pesar de que no habla italiano. Ha leído, con atención, a Ungaretti, a Montale, a Pavese, a Pasolini, y a poetas más recientes, como Patrizia Cavalli y Valerio Magrelli, pero en ningún caso es un especialista en poesía italiana. Por lo demás, en Chile no es tan grave dar clases de poesía italiana sin saber italiano, porque Santiago está lleno de profesores de inglés que no saben inglés, y de dentistas que apenas saben extraer una muela –y de own running shoes con sobrepeso, y de profesoras de yoga que no conseguirían hacer clases sin una generosa dosis previa de ansiolíticos. Gracias a su indudable capacidad de improvisación, Julián suele salir airoso de sus aventuras pedagógicas. Siempre se las ingenia para salvar l. a. situación camuflando alguna frase de Walter Benjamin o de Borges o de Nicanor Parra.

Rated 4.67 of 5 – based on 25 votes